VEOVEOblog

Este cuento se ha acabado. Como después del día de su boda, Felipe y Letizia empezarán a deslizarse por la pendiente de la costumbre. ¿Cómo se le queda a uno la mano después de apretar otras tres mil? ¿Encallecida? ¿O estaría encallecida ya tras años apretando manos de la mañana a la noche? La de Felipe también firmará papeles. Y la de Letizia, ¿firmará también?

Recuerdo una canción del Camelot de mi juventud. El rey Arturo y la reina Ginebra se preguntan qué hacen los simples. En la estrofa final, Arturo responde: “Se sientan por ahí preguntándose qué hace la realeza”. Los reyes de los musicales son como los de los cuentos y, tal vez, como los de verdad: no se enteran de nada.

Porque hoy, el día después -como dicen los periodistas a quienes parece que el poco sueldo que ganan no merece el esfuerzo de parir frases originales-…

Ver la entrada original 562 palabras más

Anuncios