El Blog de Torres Mora

Ya han terminado los fastos de la coronación del nuevo rey. Todavía quedarán algunos coletazos, como este artículo, pero poco a poco se irán apagando los ecos de los acontecimientos de estos días e iremos volviendo a la normalidad. La normalidad es muy poderosa. En el eterno combate entre normalidad y novedad, la normalidad suele llevar siempre las de ganar, incluso en esta era líquida en la que nos ha tocado vivir. Así que pronto nos acostumbraremos a los reyes Felipe y Letizia, como antes nos acostumbramos a los reyes Juan Carlos y Sofía. Veremos al nuevo monarca en el telediario y durante cierto tiempo todo será la primera vez. La primera vez que el rey nos felicite la Navidad, la primera vez que acuda a la ONU, o la primera vez que presida la Pascua Militar. Luego vendrá la segunda vez, pero la segunda vez ya no es noticia…

Ver la entrada original 401 palabras más

Anuncios