El Periscopio

María Dolores de Cospedal perpetró ayer con su mayoría en las Cortes de Castilla La Mancha una reforma electoral, la segunda en menos de tres años, en el sentido habitual: favorecer al PP.

“Primero aumentó los diputados autonómicos de 49 a 53, dando más escaños a las provincias donde el PP consigue más votos. Y ahora, como ni siquiera así tenía garantizado ganar, ha reducido los escaños hasta solo 33”, explica Ignacio Escolar, en este documentado artículo del que extraeré varios argumentos.

“Que el nuevo diseño favorece claramente al PP no es una opinión: es un dato sencillo de demostrar. Hemos hecho una simulación tomando como base los resultados de las elecciones europeas (GRÄFICO). Hemos calculado cómo quedarían las Cortes de Castilla-La Mancha dependiendo de qué ley electoral se aplique. En las europeas, el PP fue la fuerza más votada en esta comunidad autónoma, pero solo consiguió el…

Ver la entrada original 570 palabras más

Anuncios