Lucas Leon Simon

pujol-barretina

 

 

Han tenido que pasar 34 años para que el “honorable” Jordi Pujol reconozca que lleva todo ese tiempo defraudando a la hacienda pública. Que según decía el dicho publicitario: “somos todos”. Es decir,  que el ex presidente de la Generalitat ha estado todo ese tiempo, incluido el que tuvo la condición de “honorable”, ocultando algo a la hacienda y al patrimonio de todos.

Cuando todos los ciudadanos de Catalunya era fritos en el aceite de la imposición fiscal, su presidente, honorable y tal, se iba de rositas a Andorra con la herencia de su padre y abuelos, que ya eran expertos en el tema para no contribuir con un céntimo a las necesidades de los ciudadanos en educación, hospitales o carreteras.

No es un hecho aislado, es la punta del iceberg. Felipe González, además de presumir de pana y socialismo, se deja fotografiar- ahora-  en un yate anclado…

Ver la entrada original 332 palabras más

Anuncios