Ataque al poder

otra-vez3-001[1]Emilio Botín, presidente del Banco Santander, unos de los mayores bancos del mundo, se ha pasado toda una vida obsesionado por acumular riqueza. Ha sido algo patológico siempre ha querido más y más, su hermano Jaime dijo, privadamente, en una ocasión que a su hermano “solo lo detendrá una enorme patada en los cojones” casi lo acierta: lo ha detenido un infarto y de una patada lo ha sacado de este mundo. Que descanse en paz, una paz que siempre ha estado en la retaguardia de sus intereses. En el frente de batalla los combates no han tenido tregua. Los que conocían bien a Emilio Botín aseguran que la energía combativa, que derrochaba a raudales, proviene de imponerse retos que superen a los conseguidos por su padre al frente del Banco Santander. La necesidad del reconocimiento constante ha marcado su existencia. Botín se podría haber retirado a disfrutar de la…

Ver la entrada original 4.130 palabras más

Anuncios