Demasiadas palabras

Que no somos originales, resulta evidente. Todo lo que pensamos son capturas de otros. Lo que decimos y escribimos, ya lo han dicho o escrito otros. Son otros quienes piensan y nosotros quienes nos apropiamos de aquello que se ha hecho público. Hacemos nuestro lo que nos interesa, lo que refuerza nuestra posición y rechazamos aquello que sospechamos la puede cuestionar o debilitar. Lo peor; lo hacemos casi por inercia, sin pensar.

Ver la entrada original 513 palabras más

Anuncios