VEOVEOblog

(Publicado en www.publicoscopia.com el 29 junio, 2014)

Estamos viendo la luz al final del túnel, dicen los que mandan, repiten los que repiten lo que mandan repetir los que mandan. Pasen la voz. Que vuelva a encenderse la esperanza entre la multitud que se apretuja en la oscuridad. Ya falta poco para llegar a la luz. ¿Qué luz? A la luz que ya se vislumbra al final del túnel.
Nos fueron metiendo en el túnel poco a poco. Los primeros en llegar tenían espacio para caminar hacia adelante con la esperanza de encontrar la salida. Empezaron a caminar. El túnel era un castigo para unos cuantos por haber vivido por encima de sus posibilidades. Los castigados reconocían su culpa y aceptaban su castigo con vergüenza, sin armar bulla para no hacerse notar: para salir de allí rehabilitados, curados para siempre de su insensatez; para que nadie les recordara nunca que…

Ver la entrada original 1.126 palabras más

Anuncios