Lucas Leon Simon

Excalibur-perro-enfermera-contagiada-ebola

Excalibur  ha sido la tercera víctima.  Todos somos Excalibur. Todos somos perros.  Si, las “autoridades sanitarias”, que no habían desinfectado nada, ni la casa, ni las escaleras, ni la ambulancia, ni la habitación donde se atendió a una enferma de Ébola, han “desinfectado” al perro. En primer lugar.

Tendrían que desinfectarnos, con gases exterminadores, de los políticos, de las administraciones y de los sistemas económico-financieros-laboratorios-multinacionales que han hecho posible el Ébola. Que hacen posible esa terrible realidad que se llama “África”. Pero no, nos han desinfectado de Excalibur.

Su lamido era un beso al sentimiento, su familia era la fidelidad, sus ojos dos preguntas húmedas sobre la humanidad. Las “autoridades sanitarias”, las que recetan paracetamol para una enfermedad sin antídoto han declarado que era un “peligro para la salud pública”. ¿Han examinado acaso a Blesa? ¿Han hecho algún test a la ministra?

La salud pública lleva años en grave peligro…

Ver la entrada original 229 palabras más

Anuncios