Camino a poniente

Culpar a la víctima y eludir toda responsabilidad como ha hecho el Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid con el caso de la infección del ébola, además de ser moralmente repugnante es una estrategia a la que el PP nos tiene tristemente acostumbrados.

Este señor debería haber sido cesado de su cargo nada más haber hecho esas declaraciones si los gobernantes de este país fueran medianamente serios y tuvieran una micra de dignidad bajo sus corbatas y trajes de marca.

Pero qué se puede pedir de esta gente que mientras los ciudadanos seguimos sufriendo con toda la crudeza lo peor de la crisis económica  miran para otro lado ajenos a  la realidad y se dedican a despilfarrar millones  tirando de tarjeta de crédito…

Ver la entrada original

Anuncios