Rayas en el agua. El otro blog de Verónica del Carpio

-¿Está todo preparado?

-Todo. Hay veinte hombres muy bien lavados a quienes estrecharás  las manos en la puerta y seis niños en los brazos de sus madres, a los que acariciarás en la cabeza, preguntando qué edad tienen. Sobre todo, no olvides lo de los niños. Estas cosas producen muy buen efecto.

-No se me olvidará -dijo El Candidado.

-Y mejor aún, amigo mío -dijo El Asesor Electoral- mejor aún, si puedes, no digo que sea indispensable, pero si quisieras tomarte la molestia de besar a uno de los niños, en fin, eso produciría una gran impresión en la multitud.

-¿No será de igual efecto que te encargues tú de eso? -preguntó El Candidato.

-Me temo que no; pero si lo haces tú, creo que esto te dará gran popularidad.

-Muy bien -dijo El Candidato con aire de resignación; no queda otra que hacerlo.

Sale El Candidato, entre aclamaciones de…

Ver la entrada original 357 palabras más

Anuncios