apalabrado

carcel

Una trama de suspense se caracteriza por la sucesión de acontecimientos inesperados y por una difusa caracterización de los buenos y los malos. A la angustia provocada por la matanza de París le siguen momentos de tensión e intriga que, por desgracia, la ciudadanía parece condenada a aceptar como parte del guión de su vida cotidiana. Como sucede con las cadenas de TV, obligadas por la industria del cine a repetir malas películas de serie B, la sociedad tiene que soportar pesadillas de forma cíclica sin posibilidad de cambiar de canal o apagar la tele.

Si, como dicen los próceres de las democracias, el objetivo del terrorismo es acabar con el sistema de libertades, se puede afirmar que las inmundicias del kalashnikov lo han conseguido. No se trata de que cuatro descerebrados, sin fe ni dios que la sustente, hayan invadido el continente europeo o derrotado a los demonios de…

Ver la entrada original 443 palabras más

Anuncios