El libro leído a medias

Por Juan Pablo Picazo

El hombre es un animal indeciso. Aunque lo aseguremos y además lo creamos sinceramente al grado de que en su momento sea verdad, nunca estamos satisfechos de nuestros laudos, y eso que al final de cuentas definen nuestro carácter y el rumbo que toman nuestras vidas, si hemos de creer que la vida se trata de decisiones.

Acaso sea por eso las artes nos permiten ser lectores, intérpretes, actores o autores, para que aquello perdido a causa de una decisión anterior o lo que nunca nos atrevimos a decidir, sea diferente y nos reconstruyamos como en verdad queremos y no en lo que somos, y todo por guardar las formas.

Pasa a cada paso, y claro que hay decisiones cruciales y menores decisiones, pero cada una construye un destino cancelando los otros posibles, como apunta Heidegger en su intrincado laberinto de…

Ver la entrada original 433 palabras más

Anuncios