El Blog de Torres Mora

Nuestra sociedad necesita serenarse, pero no es fácil entre lo que sufren unos y lo que gritan otros, que no necesariamente son los mismos. Estamos demasiado ocupados en arrojarnos las víctimas de la crisis unos a otros como para sentarnos a hablar entre nosotros. Estamos demasiado asustados de la rabia de los nuestros como para arriesgarnos a que los otros nos puedan convencer de algo. ¿Cómo se lo explicaríamos a los mismos a los que hemos calentado durante tanto tiempo? Hablar sin argumentarios de madera, a cuerpo gentil, es un riesgo demasiado elevado en una sociedad en la que muchos festejan el “zas” en toda la boca. Pero nuestra sociedad no tiene otra salida que elevarse sobre el dolor y la rabia indignada, y arriesgarse a dialogar de verdad.

Nuestro país padece una crisis peor que la crisis económica, sufre una crisis de diagnóstico. Desde hace unos años se han…

Ver la entrada original 356 palabras más

Anuncios