Demasiadas palabras

Ante unas elecciones todos los candidatos se proclaman demócratas pero, cabría preguntarse si lo son, si sus partidos funcionan como organizaciones democráticas, si tienen disposición para dialogar, debatir y escuchar. Sin confundir democracia con asambleísmo, la democracia debiera ser un espacio para el contraste de opiniones y el acuerdo o la discrepancia razonad y expuesta ante la ciudadanía. Los debates entre candidatos debieran ser una exigencia democrática.  

Ver la entrada original 460 palabras más

Anuncios