Icástico

España es un país rico. O lo era. “Puede contener trazas de esplendor”. Esta leyenda debería figurar en la etiqueta de todos los discursos y debates de la marca España. Parece mentira que en la tierra del Cervantes universal, tanto como su rico lenguaje, haya triunfado una sencilla receta de cocina: “Reducción al Blablablá”. Está haciendo furor. Nada tiene de extraño, ahora somos una potencia del fogón. Las conquistas se llevan a cabo a través de la boca o del estómago (aquí tenemos mucho) y los galones de nuestros generales están hechos de estrellas Michelín. La salsa se sirve en cualquier supermercado mediático.

Parte de su éxito se debe a que liga bien con platos muy distintos pero que tienen en común componentes básicos: Precampaña Electoral, Campaña Electoral y Rechazo Miserable a Propuesta de Investidura, entre otros. Con este último conviene abusar de la reducción. En la actualidad dudo entre…

Ver la entrada original 435 palabras más

Anuncios