El Periscopio

El fiscal y el juez de los titiriteros ya aparecieron juntos en las revelaciones derivadas de las filtraciones de Wikileaks.  El diario El País documentó en noviembre de 2010 los contactos entre la Embajada de EEUU en Madrid y el entonces fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, y el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza. Ambos aparecían citados, en informes de la legación diplomática, como colaboradores con los que habló la Embajada para presionar sobre el archivo de causas judiciales abiertas en España contra militares y políticos  estadounidenses.

Concretamente, El País señalaba que, en abril del 2009, el fiscal Javier Zaragoza llamó por teléfono a la embajada para contar que él haría “todo lo posible para que el caso de Guantánamo no cayera en manos de Garzón, sino en las del juez Ismael Moreno”. Zaragoza se habría comprometido a que, si Garzón se empeñaba en quedarse con…

Ver la entrada original 291 palabras más

Anuncios