Lucas Leon Simon

sanchez2

Acabo de ver el discurso  de Pedro Sánchez como candidato a la investidura como Presidente del Gobierno. No puedo decir que esté ni impactado, ni traumatizado, ni, muchos menos, emocionado.

Es lo que tiene el socialismo en su versión socialdemócrata, que es absolutamente previsible. Que hay que, pongamos por caso, bombardear Libia, se bombardea. Que hay que pactar con el diablo, se le piden prestados los cuernos.

Pero cojo con urgencia el teclado porque recordando a un amigo mío –probablemente “el mejor” en muchas cosas- que decía que en  política hay que “jugar a la florentina”. Evocaba así a la Florencia de los Médicis donde, decía, “los rivales se apuñalaban entre sí con una sonrisa”

Ante el atosigante relato en verbo indicativo de Pedro Sánchez –hubiera sido mejor en subjuntivo- de “la semana que viene” se me ha ocurrido algo en la línea, también florentina, de Maquiavelo.

Militante en la…

Ver la entrada original 190 palabras más

Anuncios