VEOVEOblog

Al grano. Nos están conduciendo, como ovejas al matadero, a una realidad política y social dirigida por una ideología única.

Hay tertulianos y comentaristas que presumen de no caer en lo que hoy se llama conspiranoia. Su objetividad les exige limitarse a comentar los hechos que objetivamente pueden observar. Pero hoy y aquí, los hechos que nos dejan observar, las declaraciones que nos permiten oír forman el decorado y los diálogos de una obra de teatro concebida para distraernos mientras los poderes que rigen el país configuran el tipo de sociedad en el que nos tocará vivir; la clase de vida que nos tocará sobrellevar hasta que entreguemos el relevo a otra generación aun más atontada, aun más dócil que la nuestra. Por eso, quien se niegue a levantarse de su butaca de observador para colarse entre bambalinas, con espíritu de sabueso, a investigar qué es lo que está pasando…

Ver la entrada original 1.611 palabras más

Anuncios