Si algo ha demostrado el largo tiempo sin formar nuevo gobierno en España ha sido la descomposición de la política hegemónica en las últimas décadas. Como esos enfermos que van tirando por inercia y un día se derrumban, los principales partidos españoles hasta ahora están quedando con sus averías al descubierto. Los estamos viendo desintegrarse […]

a través de Aquellos felices días del #bipartidismoPerfecto — El Periscopio

Anuncios