La Constitución española garantiza la autonomía de las Universidades (art. 27.10) para que sirvan a la sociedad cumpliendo una serie de funciones que concreta la Ley Orgánica de Universidades, a) la creación, desarrollo, transmisión y crítica de la ciencia, de la técnica y de la cultura. b) La preparación para el ejercicio de actividades profesionales […]

a través de De plagios y otras impunidades universitarias. — El derecho y el revés

Anuncios