Una de las pocas ventajas que puede tener ser mayor es decir lo que se piensa sin temor a consecuencias, o que no importen. Un gustazo. Tanto si se le va a uno la olla como si se ejerce voluntariamente. Estoy deseando que no me importe decir lo que me pasa por la cabeza gravemente, […]

a través de Lo que siento — Icástico

Anuncios