La justicia suele representarse con los ojos vendados y una balanza en la mano. La venda, como signo de imparcialidad, para no ver a quien juzga; la balanza, para calibrar las pruebas y argumentos de las partes enfrentadas. Sin embargo, aunque se le represente con los ojos tapados, siempre hay quien trata de quitarle la venda para […]

a través de Justicia democrática — Demasiadas palabras

Anuncios